Versiculos.vip

+100 Imágenes Cristianas de Sanidad Para Dar Ánimo

Las Mejores 100 Imágenes Cristianas Para Dar Ánimo

Las frases cristianas de restauración de salud son muy oportunas para expresar mensajes ánimo y valentía a un ser querido que se encuentra en aflicción por la muerte. Te traemos esta colección de +100 Imágenes Cristianas de Sanidad Para Dar Ánimo.

En Jeremías 33:6 dice lo siguiente:

He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Dios siempre está a tu lado cuidándote.

 

Que el amor de Dios te sostenga y que seas alentado con sus promesas en este tiempo difícil.

Seguimos confiando que Dios hará la obra completa en ti.

Oramos por ti para que te recuperes pronto y que puedas alabar a Dios junto a nosotros.

Dios te bendiga y te sane.

En cualquier situación confiaremos que Dios está presente y te dará las fuerzas para seguir.

Que pases un buen día, renovado y animado para seguir adelante. Alaba al Señor con todo tu corazón . Buen día.

Señor, te pido por mi amiga que está enferma, llénala de vida y salud, restáurala y bendícela con tu gran amor. Amén.

+100 Frases e Imágenes Cristianas de Sanidad

1. Que donde estés, Dios te cuide; que donde vayas, Dios te acompañe y que hoy sea un día maravilloso y feliz para ti.

2. Siempre recuerda que Dios te creó para que seas feliz y nada ni nadie podrá impedirlo. Su bendición te acompaña y te protege siempre.

3. Te amo en voz baja, sin espectadores, de rodillas, orándole a Dios por ti y pidiéndole que te bendiga, que te cuide y que te vaya bien en tu vida.

4. Te deseo que el Señor siempre esté contigo. Que vigile y cuide de tus pasos. Que te entregue todo lo bueno y que no falte la salud y la felicidad en tu vida, porque tú te mereces todo Su amor.

5. Que todo lo que llegue a tu vida sea mejor que lo que buscabas, dure más de lo que esperabas y te haga más feliz de lo que pudiste imaginar.

6. Dios siempre tiene un abrazo sincero guardado para ti, lo sentirás en tus oraciones.

7. Te deseo toda la suerte del mundo. Tanto te quiero, que te deseo que seas más feliz que yo. Que Dios te de lo que a mí no ha podido darme. Eso te deseo yo.

8. Pido a Dios que donde mires veas alegrías, que lo que toques sea amor, lo que sientas sea paz y donde camines halles felicidad.

9. Podría desearte muchas cosas buenas, pero prefiero desearte la presencia de Dios en tu vida y así sabré que nada te faltará. ¡Que Dios te bendiga!

10. Le pedí a Dios 7 deseos: Que te cuide, que te ame, que te ilumine, que te de alegrías, que te proteja, que te bendiga y que siempre te ayude.

11. Solo le pido a Dios que seas tan feliz, que no sepas si vives o sueñas…

12. Que Dios envuelva tu casa de amor, tu mente de armonía, tus manos de perfección y tu vida de bendiciones.

13. Que se llene tu cielo de estrellas y tu vida de sueños hechos realidad.

14. Que Dios te bendiga y que solo te envíe cosas buenas a tu vida.

15. Señor te pido de todo corazón, que ayudes a esta persona. Por favor restablece su salud y no dejes que empeore. Tu que todo lo puedes, sálvale, hazlo por mí, confío en ti, confío en tus poderes y en tu dulce corazón.

16. Señor Jesús intercede por esta persona ante el Altísimo y no dejes que se muera. Aunque no conozco y respeto tus planes, te pido por favor, con todo mi corazón, que le salves, te lo ruego y te lo imploro, salva su vida Señor.

17. Que todo lo que deseas para mí, que Dios te lo dé doble…

18. Cada noche le pido al Señor por ti. Le imploro que te ayude, que te proteja y que te acompañe siempre, en los buenos y malos momentos. Le pido su bendición para ti, porque te quiero y tú te la mereces.

19. Hoy deseo que el pincel de Dios dibuje en tu rostro la más linda sonrisa y salpique tu vida de bendiciones. Que siempre cuide de ti y que no se le olvide, que tú eres el sol que ilumina la vida de muchas personas.

20. No pido riquezas para ti, ni grandes cosas. Solo le pido a Dios que te de salud, su bendición y mucha fortaleza, para que puedas seguir luchando en tu vida.

21. Como no puedo hacer otra cosa, rezo cada noche y le pido a Dios por ti, por tu vida, por tu felicidad y que todos tus sueños se hagan realidad.

22. Donde estés, que Dios te guie. A donde vayas, que Dios te acompañe. En lo que hagas, que Dios te ilumine y en todo momento, que Dios te bendiga.

23. Deseo que hoy las bendiciones de Dios lleguen a tu vida como lluvia fresca sobre ti y que renueven tus fuerzas, tus esperanzas y te permita continuar con más ganas que nunca.

24. Que la fuerza del Señor te ayude a seguir adelante y encontrar eso que buscas. Que te abra todas las puertas y caminos, que te dé luz en la oscuridad y que nunca se aparte de tu vida.

25. El Señor está contigo. Aunque no lo veas, si quieres lo puedes sentir en el aire que respiras, en el sol de cada mañana, en la risa de los niños y en la mano amiga, en los momentos difíciles.

26. Hoy deseo que DIOS derrame sobre ti un bálsamo de paz, amor y protección, que Él sane todas tus enfermedades descubiertas y escondidas y que sea como fuente de agua viva y de renuevo para tu vida, AMÉN.

27. Que la presencia de Dios sea siempre contigo, que te mantenga a salvo del enemigo, de todo peligro y que colme tu vida con paz, bienestar, felicidad y milagros.

28. Solo te deseo que nunca te falte su mano amiga y su bendición, en los momentos duros y difíciles.

29. Dios está por encima de ti para bendecirte, abajo para sostenerte, delante para orientarte, detrás para protegerte y a tu lado… Siempre!

30. Te deseo que cada día a pesar de los obstáculos que la vida te imponga, puedas tener siempre brillo en la mirada, firmeza en los pasos, delicadeza en los gestos, valentía para seguir adelante y a Dios a tu lado.

31. No hay día que no le pida a Dios por ti. No hay noche que por ti no rece. No hay momento en que no le pida al Señor que te cuide y te proteja, porque tu más que nadie, su amor te lo mereces.

32. Que Dios te bendiga y te proteja siempre, vayas donde vayas, estés donde estés y hagas lo que hagas. Que el Señor cuide de ti, que te entregue salud, dicha y felicidad, siempre.

33. No te afanes, ni te desesperes. Pon tu vida en las Manos del SEÑOR y Él pondrá en las tuyas todo lo que necesitas para ser feliz. DIOS tiene el poder de cambiar cualquier situación, por difícil que sea.

34. Cuando pones tu vida en las manos de Dios, no hay obstáculo, ni gigante que pueda detenerte. No hay mal que pueda afectarte. No hay enemigo que pueda dañarte.

35. No existen rejas ni barreras que puedan detener el AMOR, si la luz lo hace nacer y crecer cada vez más y más…

36. En los momentos difíciles, consuélate con Dios. Cuando cierres la puerta de tu habitación para orarle, Él te abrirá las ventanas de los cielos y te enviará sus bendiciones.

37. Tener un lugar a donde ir es tener un HOGAR, tener a quiénes amar es tener una FAMILIA, tener ambas es una BENDICIÓN de Dios.

38. Agradécele a Dios, no solo por lo que te ha dado, sino por lo que te dará. Piensa que lo mejor aún está por venir.

39. Dios quiere que tú sepas que no estás sólo. Ciertamente Él está contigo y verás grandes victorias de Su mano.

40. El mal no descansa, pero el bien nunca se cansa y Dios siempre está alerta!

41. A veces Dios nos pone a prueba, porque Él tiene más fe en nosotros, que nosotros mismos.

42. Si Dios te está haciendo esperar, entonces prepárate para recibir más de lo que pediste.

43. Antes de ir a dormir agradece a Dios y encomiéndate a él por qué no hay lugar más perfecto qué estar en las manos de Dios.

44. Con la fe podrás mover montañas, luego que Dios haya movido tu corazón por el AMOR!

45. Nunca eres tan grande, como cuando te arrodillas delante de Dios.

46. Cada latido de tu corazón es una nota en el pentagrama del corazón de Dios y en la enorme sinfonía de la vida.

47. Cuando recibo algún placer inesperado en mi vida levanto la mirada, sonrío y pienso: DIOS ¡Sé que fuiste TÚ! ¡GRACIAS!

48. Hoy quiero gritar que aunque mi vida no sea perfecta. Agradezco a DIOS por cada bendición que me da.

49. En la vida todo llega, pero DIOS se adelanta; todo pasa, pero Dios se queda, todo cambia, pero DIOS permanece igual.

50. La espera es una prueba de la FE, así como la enfermedad es la mayor prueba del AMOR…

51. Nunca te arrepentirás por todas las veces que dijiste “te amo”, pero si te pesará por esa vez que pudiste decirlo y no lo hiciste.

52. La FE es más fuerte que el temor, el temor solo cuenta con nosotros los humanos, la fe siempre cuenta con DIOS.

53. No amamos a alguien por su apariencia, ropa, sus prendas o por el dinero que posee, amamos a alguien cuando la canción que canta su corazón, podemos oírla y comprenderla.

54. Escucha para que puedas entender, entiende para que puedas creer y cree para que puedas vivir en paz.

55. Quienes dejan huellas trascienden, quienes marcan corazones se vuelven inolvidables, quienes nunca te abandonan, ¡son INSUSTITUIBLES!

56. Dios es Mi luz en la oscuridad. Mi paz en la angustia. Mi gozo en medio de la tristeza. Mi amigo en la soledad. Mi fortaleza en la debilidad.

57. La evidencia más grande de que Dios está contigo, es que puedes respirar y tienes a alguien en tu vida que te ama.

58. Persiste, sigue adelante y no te desanimes, pues con Dios no hay lucha sin transpiración, así como no hay esfuerzo sin compensación.

59. La oración abre puertas. Pasa tiempo con Dios a solas. Ten FE por lo que estás orando, y cree que va a suceder, y así será.

60. Cada día que comienza es una nueva oportunidad para vivir y ser feliz. Haz lo natural que DIOS hará lo sobrenatural.

61. Para los días buenos: SONRISAS. Para los días malos: PACIENCIA. Para todos los días: FE.

62. Sin Dios… ¡Ni un paso!!!

63. Al abrirse una herida también se abren los ojos y a veces se cierra el corazón. Al cerrarse la herida queda una cicatriz, pero ya no hay motivos para no abrir las ventanas del alma de nuevo.

64. ¡Hasta qué no lo entregues todo, Dios no te llenará del TODO!

65. Con los años, conocemos mejor a una persona por lo que calla, que por lo que confiesa.

66. DIOS sabe sorprendernos, cuando menos lo esperamos.

67. En Cristo, todos nuestros problemas son temporales y todas nuestras bendiciones son eternas. Somos más que vencedores por tenerlo a Él.

68. Si tienes una esperanza chiquita, por muy chiquita que sea, átala al corazón de ese Dios grande, tan grande, que con nada hace de todo por amor.

69. Dios cambia tus lágrimas por sonrisas, tus tristezas por alegrías y tus problemas por bendiciones.

70. No te desanimes aunque el camino esté lleno de decepciones, corre por tus bendiciones, que siempre esperan por ti.

71. Nunca oigas al desaliento si te dice: “no luches”. No escuches al fracaso si te dice: “no lo intentes”. Dios te dice: “No te rindas, estoy contigo”

72. Si en algo fracasaste, levántate, vuelve a intentarlo, Dios siempre estará contigo.

73. Puedes tener la seguridad que la bendición de Dios te llegará, cuando tu más la necesites.

74. Dios nunca nos olvida, somos nosotros los que a veces nos olvidamos de Él y lo evocamos solo en los momentos difíciles. El nunca olvida y nunca desampara a sus hijos.

75. Cuando pensamos que todo en nuestra vida está perdido, lo único que nos queda es DIOS, pero entonces cuando ponemos nuestra fe en Dios, todo lo demás está ganado…

76. Nada en lo absoluto impedirá que los planes de Dios se cumplan en tu vida. ¡Dios es invencible y solo El hace posible lo imposible!

77. Deja tu vida a Dios, deja que todos tus problemas y decisiones descansen en Él y no temas más. Decídete a vivir una vida llena de Fe.

78. Por muy fuerte que sea la tormenta a la que te enfrentas, jamás dudes de la fidelidad y del infinito amor de Jesús por nosotros.

79. Nunca estamos solos, Jesucristo siempre nos acompaña, aunque no lo veamos Él nos cuida, nos ama, y nos protege.

80. Hay cosas que no planeamos, pero llegan como una hermosa bendición, porque están en el plan de Dios para nuestra vida.

81. Antes de ir a dormir dale gracias a DIOS, porque mientras tú duermes, el ángel del SEÑOR acampa a tu alrededor.

82. Dios nos da nuevas fuerzas cada día al amanecer. Nunca duermas sin un sueño, ni te levantes sin el propósito de luchar por ellos, cada día que comienza.

83. Orar es llenar la barca de la oración con las bendiciones de su sabiduría y revelación…

84. Agradece a Dios, pero no solo por lo que te ha dado, sino también por lo que te dará. Piensa que lo mejor en tu vida, está por venir.

85. Cuando oramos hablamos con Dios, cuando leemos estas frases cristianas, Él habla con nosotros y nos dice que hacer.

86. Cuando descubrimos nuestras faltas, Dios las cubre. Si las escondemos, Dios las descubre. Si las reconocemos, Dios las olvida…

87. Coloca a Dios de primero en tu vida y ¡nunca serás el último!

88. No te canses de hacer el bien, estas simplemente entregando un mensaje de Dios. El mal no se cansa, por lo que al bien no podemos dejarlo descansar…

89. Si te arrodillas delante de Dios, podrás levantarte ante cualquier situación de tu vida.

90. Consulta con Dios tus decisiones, para que no tengas que buscarlo solo en tus problemas.

91. Tengo motivos para quejarme, pero me sobran razones para darle las gracias a Dios por lo que me ha entregado.

92. Cuando lees la palabra de Dios, no le estás haciendo un favor, te estás haciendo un favor a ti mismo.

93. Cada vez que Dios se pone de pie, los gigantes caen de rodillas.

94. Quien tiene mucho por dentro, necesitará mucho menos por fuera.

95. La fe es la miel de los cristianos para endulzar los sinsabores de la vida.

96. Valora a quienes te rodean, tolera a quienes no escogiste, sirve al que lo necesite y ama a todo el que es digno de estar en tu corazón.

97. Se humilde en aceptar cuando eres rechazado por algunos, se sabio en volverte a otros y noble en entregar tu amor a quienes si te reciben.

98. Si no enseñamos a nuestros hijos a seguir a Jesús, el mundo les enseñara a no hacerlo.

99. Cuando necesites consejo, aliento, fe y sabiduría en tu vida, pídele a Dios que siempre da en abundancia a todo aquel que en El confía.

100. Dios muestra sus grandes detalles en las cosas pequeñas. Puedes ver su invisible poder en pequeñas maravillas, que a veces pasamos por alto.

Envíale un mensaje de estos a ese ser especial que está pasándo un momento difícil en su vida. No dudes en pensar que Dios está a nuestro lado siempre. Dios te bendiga hermano(a).

Te puede interesar:  ▷ ¡100 Imágenes Cristianas Con Frases Bonitas!