Versiculos.vip

VERSÍCULO DEL DÍA – Jueves, 25 de Agosto del 2022

Tabla de contenidos

VERSÍCULO DEL DÍA:

“Si algo pedís en mi nombre, yo lo haré.”
‭‭San Juan‬ ‭14:14‬

Reflexión

 

«Pregunté a un estudiante qué era lo que más deseaba tener en la vida, y me contestó: “libros, salud y quietud”.

Hice la misma pregunta a un usurero prestamista y me dijo: “Dinero, dinero y más dinero”.

A un pobre que encontré le dirigí la misma pregunta, y sin vacilar me dijo: “Pan, pan, pan”.

Un borracho que iba por la acera donde yo caminaba, al hacerle yo esta pregunta me dijo: “Un poco más de aguardiente”.

Luego, dirigiendo mi vista hacia donde estaba una multitud, les pregunté lo mismo y me contestaron todos: “Riqueza, fama, placeres”.

Un tanto desilusionado, porque no me satisfacía ninguna respuesta, pregunté a un anciano que tenía fama de muy bueno, qué era lo que más ambicionaba en la vida, y éste contestó con toda calma y dulzura: “Primeramente deseo encontrar a Cristo; en segundo lugar, parecerme a Cristo, y en tercer lugar, ser como Cristo”.»

En esta historia se muestran los deseos de varias personas, unos buenos y otros malos. Cada uno salió de lo que había en el corazón. Si bien Jesús ha dejado una promesa de que él cumpliría la petición de lo que pidamos al Padre en su nombre Juan 14:14, debemos entender que Dios como un Padre bueno y justo, no va hacer algo que vaya en contra de su agradable y perfecta voluntad que está establecida en su Palabra (La Biblia).

Es por esto que pedir algo al Padre en el nombre de Jesús «no es un encantamiento mágico de oración, este habla de un respaldo (como el cheque de un banco) y de una limitación (las peticiones deben ir de acuerdo con el carácter del nombre). Venimos a Dios en el nombre de Jesús, no en el nuestro» Enduring Word;  lo que implica que dicha petición tiene que estar en sintonía con las cosas que Jesús estaría de acuerdo en conceder, según la santidad y rectitud de su persona.

Si tus peticiones van de acuerdo con las promesas que Dios ha dejado en su Palabra (Su voluntad), benefician tu espíritu, tu alma y tu cuerpo, y también benefician la vida de los que están a tu alrededor: CREE y ESPERA, porque en el tiempo adecuado las vas a recibir.

Temas relacionados

Mas Temas...